La Casa nº10

La casa número 10 es un pequeño cubo de piedra con una sola ventana, no demasiado grande, en la fachada.

Sus dueños tienen un viejo coche blanco que deben  aparcar a unos cuantos metros de ella, porque la carretera no llega a la puerta y hay que atravesar un barranco para acceder.

A veces la miraba y me preguntaba cómo estarían colocados los muebles en un espacio tan pequeño, sobre todo en la época de mi mudanza (es increíble la cantidad de cosas que tuvimos que traer hasta esta casa).

Hoy, mientras limpiaba y recolocaba la terraza, oí que el viejo coche blanco no arrancaba. Tras varios intentos consiguieron hacerlo funcionar, y durante largo rato lo aceleraron, probablemente para destupir algún conducto.

Después empezaron a regar el jardín , pero se quedaron sin agua, así que se sentaron en el minúsculo patio frente a la casa, y, de repente, oí carcajadas, pero no una ni dos, ni tres, sino carcajadas, carcajadas y carcajadas, que terminaron con un beso al que siguieron más y más carcajadas.

Y entonces entendí que de lo que está llena esa casa es de alegría, de buen humor, de buen talante, de buena actitud y de mucho amor.

Es una casa pequeña llena de grandes cosas.

Aún ahora, sigo oyendo las risas al otro lado del barranco….

Los habitantes del número 10 son felices. Y estoy convencida y puedo demostrar, que se contagia por proximidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s